Llega el verano, una gran oportunidad para la comarca de Cazorla

En unos días comenzaremos la temporada de verano en nuestra comarca. Hoteles, restaurantes, bares, tiendas de alimentación, etc. ultiman los detalles con toda la confianza puesta en los próximos meses, que son fundamentales en las cuentas de resultados anuales de nuestras pequeñas empresas. Confianza no exenta de cierto temor: ¿estaremos haciendo las cosas bien? ¿Será este verano mejor que el anterior..? Las dudas surgen; los comentarios, se intercambian. “Parece que el verano no llega”, oiremos decir como cada año, preocupados por el retraso en la llegada de nuestros visitantes.

Cazorla tiene la gran suerte de ser conocida internacionalmente como marca turística. Consolidar una marca requiere del trabajo de muchos, del tiempo necesario para que se vaya formando y de ingentes cantidades de dinero, dedicados a la divulgación de nuestra oferta turística. Tenemos la base fundamental de todo ello: las 214.000 hectáreas de nuestro Parque Natural. Y aquí nos llega la primera de las premisas necesarias: su conservación. Todos y cada uno de nosotros, debemos extremar las precauciones para que la imagen de nuestras sierras sea óptima. Cuidando el entorno estamos cuidando nuestro futuro y el de nuestros hijos. Conservar para que podamos disfrutarlo.

La Iruela. Foto: Cristóbal Rus.

Pero no solo son nuestras sierras lo que debemos cuidar. Tenemos la obligación de hacerlo igualmente con nuestros visitantes. La mejor publicidad que podemos hacer de nuestra comarca, radica en extremar la calidad de los servicios que ofrezcamos a quienes vienen a conocernos. Y aquí, el sector de la Hostelería tiene un grandísimo reto. Invirtiendo los términos del refrán, tenemos la obligación de dar “liebre por gato”, de tal suerte que la divulgación de nuestra cocina, de nuestras tapas, de nuestro trato… vaya de boca en boca. Ello multiplicará el número de las personas que quieran conocernos. Un comentario negativo, divulgado por redes sociales, supone la pérdida de muchas horas de trabajo. Y de no poca inversión.

Y los servicios públicos. Nuestro Ayuntamiento afronta cada año un enorme compromiso. Hace -y hace bien- su trabajo para divulgar nuestra oferta de calidad. Nuestras sierras y nuestros paisajes inmediatos; nuestro patrimonio cultural -¿para cuándo consolidaremos una oferta cultural conjunta que incluya a Vandelvira; a Zabaleta, Miguel Hernández y Bruñel; a Toya y San Julián; a los castillos de Cazorla y La Iruela, etc.  todo ello en una nueva marca, exclusiva de nuestra comarca, que debemos ir trabajando ya: EL ADELANTAMIENTO– y nuestras tradiciones. Pero la creciente presencia de visitantes, exige que los servicios deban multiplicarse: sanitarios, limpieza, información turística, hospedaje, etc. no parecen suficientes para la acumulación de personas que se agrupan en estos días. De ahí que sea obligación de todos la conservación de nuestro entorno y colaborar desde nuestras empresas con nuestras instituciones locales.

Desde DIBECAZORLA hemos querido superar nuestras prestaciones. Contamos con un nuevo vehículo de reparto y con el personal de apoyo que se requiere para estos días de fuerte acumulación de visitantes. Pero no es suficiente: queremos pedir a nuestros clientes que tratemos de hacer un trabajo conjunto. Hagamos los pedidos con suficiente antelación y dediquemos unos minutos a la clasificación del envase; tratemos de colaborar, todos juntos, organizando nuestro trabajo de forma unitaria. Es necesario que nos ayudemos mutuamente. El beneficio será común.

Una vez más, como viene siendo norma en nuestros comentarios, estamos convencidos que debemos SUMAR TODOS JUNTOS. Recordamos a nuestros lectores la conveniencia del consumo responsable y deseamos a todos nuestros clientes y amigos una magnífica temporada estival.

 

#Dibecazorla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

94 − = 88